A la busca de gangas en los seguros

Desde que ha comenzado la crisis, todos buscamos la mejor forma de ahorrar. Algunos clientes de seguros son caza gangas, aunque los expertos avisan: los mayores ahorros se obtienen en plazos largos de permanencia con una compañía. 

rebajas

Apenas uno entre mil, pero existen esas personas que restrean y comparan, sobre todo en internet, para poder tener un seguro al mejor precio. Según los expertos, su perfil es el de la persona que ve los seguros como una mera obligación legal, y solo buscan el precio más bajo, sin contar con las coberturas y sus necesidades.

Estamos hablando de un sector en crecimiento, y que en España  maneja cifras de unos 982 € al año por familia.

seguros-espana

 

Desde López Soler siempre apostamos por la figura del corredor de seguros: siempre buscará por sus clientes la mejor relación entre las necesidades específicas y el precio del seguro, además de estar al tanto del mercado, y poder ofrecer las ofertas más interesantes.

Por si queréis ahorrar en la contratación de un seguro, además de acudir a las corredurías, os dejamos un Decálogo del experto David Torío.

 

DECÁLOGO PARA AHORRAR EN EL SEGURO

  1. Aplicar franquicias en función de cada necesidad. Estar bien cubiertos para las necesidades más graves.
  2. Evitar fraccionamientos de pago en las pólizas. Cobran recargo por financiar los recibos, pues les supone gastos administrativos y financieros.
  3. Comprobar concurrencias o solapamientos, por ejemplo entre el seguro del hogar y el de la comunidad.
  4. Valorar en conjunto los seguros, agrupándolos en una aseguradora para obtener descuentos por volumen.
  5. Asegurar el continente por su valor de reconstrucción en seguros inmobiliarios, por el valor de la hipoteca o venta para evitar pagar excesos.
  6. Revisar los capitales de facturación de la actividad empresarial para pymes o autónomos, para ajustar la responsabilidad civil.
  7. Controlar los capitales pendientes de créditos y préstamos si hay seguros de vida asociados, para ajustar anualmente el capital contemplado en la póliza.
  8. En autos de hasta 4 años, conviene un seguro a todo riesgo con alguna franquicia; con más de 5 años, seguros a terceros con lunas, robos e incendios, y con más de 7 años, seguro básico a terceros.
  9. Evitar partes de siniestros de auto, pues afecta al precio de renovación, llegando incluso a tener problemas en un mal año con demasiados partes acumulados.
  10. No proporcionar datos erróneos con el fin de ahorrar a la hora de contratar, ya que de tener un siniestro se perderá ese ahorro inicial, perdiendo la efectividad.