¿Por qué Alcoa quiere cerrar en Avilés? Te explicamos las claves

Según se lleva anunciando a bombo y platillo en la prensa nacional y regional, Alcoa pretende cerrar su planta en Avilés. El pasado 1 de diciembre anunció que iban a iniciar un periodo formal de consultas con los comités de empresa de las dos fábricas de Avilés y A Coruña para un procedimiento de despido colectivo. Esto es el primer paso para las peores expectativas: Alcoa ya no ve negocio en España y ha decido echar el cierre.

alcoa

Foto: El Comercio

El cierre de Alcoa en Avilés supone un mazazo para el empleo de la región. En la actualidad, trabajan en la planta 414 personas, a las que hay que sumar más de 1000 que lo hacen en empresas auxiliares. Esto supondrá un punto y aparte en el crecimiento del empleo de los últimos meses en la región.

Pero ¿por qué cerrar ahora?

La producción ya no será rentable a partir del 1 de enero próximo. La empresa señala como causa el que no pudo conseguir los servicios de interrumpibilidad para grandes consumidores industriales en la subasta eléctrica celebrada en noviembre en Madrid. A esto, según señalan en su nota, habría que añadir una tecnología menos eficiente y menor capacidad productiva, lo que hace que ni las instalaciones de Avilés ni las de A Coruña sean capaces de producir aluminio a precio competitivo en el mercado.

¿Y este proceso es irreversible?

Parece que sí, porque la empresa no ve negocio en España. Su comunicado no es tajante al respecto, y afirman en el mismo que se estudiarán las propuestas que se les hagan en el mes de consultas. Pero ahora mismo, el cierre es más que seguro.

Cabría pensar la posibilidad de la adquisición de la fábrica por parte de otro grupo empresarial, pero a Alcoa no le interesa (sería un nuevo competidor en el mercado del aluminio).

¿Y que pasa ahora con los trabajadores de la planta de Alcoa en Avilés?

La empresa aún no ha explicado a los trabajadores si el expediente de despido colectivo es para todos (414 de Avilés y 400 en A Coruña). Pero, si ese despido se realiza a partir del 1 de enero para toda la plantilla, Alcoa ya sería historia en Avilés.

Muchos de estos empleados llevan años desarrollando su labor en la planta. Entraron como aprendices, y ahora se ven con una cierta edad en la calle. Planes de futuro que saltaron por los aires, y también proyectos actuales que están temblando. Todos se irán a engrosar la ya larga cola del paro de la región (los que tengan contratado un seguro de protección de pagos no tendrán tantos problemas).