Mitos y leyendas sobre los seguros de vida

Soy demasiado joven para suscribir una póliza de seguro de vida. No tengo cargas familiares, no necesito ese tipo de póliza… Son expresiones que hemos escuchado (e incluso dicho) sobre los seguros de vida. Pero ¿qué es verdadero o falso? ¿En qué momento contratar un seguro de vida? Te lo explicamos a continuación en López Soler.

seguros vida

Si eres joven, no necesitas tener un seguro de vida

Esto es totalmente falso. Además, estas pólizas aumentan de precio con el paso de los años, ya que hay más riesgos a cubrir. Contratar un seguro de vida cuando aún nos quedan muchos años supone una pequeña cuota perfectamente asumible.

Además del de la hipoteca, necesito otro seguro de vida

Y es que el seguro que contratas con el préstamo para comprar una vivienda sirve para cubrir su valor en caso de que el tomador fallezca. Pero tu familia quedará desprotegida en cuanto al resto de gastos.

Si no tengo cargas familiares, no tengo por qué contratar un seguro de vida

Vale, no tienes hijos, ni cónyuge. Pero puede que con el paso del tiempo los tengas. O que haya un accidente y te quedes incapacitado para trabajar. Las pólizas de vida también incluyen coberturas en caso de incapacidad, por lo que son necesarios también para aquellos que no tengan familia.

Las personas que no trabajan, también deben contar con un seguro de vida

Por ejemplo, si un ama de casa sufre un accidente. Aunque no genere ingresos, su familia también verá como sus dedicaciones (limpieza, comida, cuidado de los hijos…) deben ser cubiertas. El seguro de vida en caso de fallecimiento o incapacidad cubrirá el impacto económico que esto supondría para su familia.

El seguro de vida es muy caro: prefiero invertir mi dinero en otros productos

Las pólizas de este tipo son muy variadas, al igual que sus precios. En López Soler, como somos una correduría de seguros, no tenemos ataduras con ninguna aseguradora, sino que podemos encontrar entre todas ellas el seguro que mejor se adapta a tus necesidades. De esta manera, puedes llegar a ahorrar hasta un 40% de tu prima.

Mi empresa paga un seguro de vida por mi

Aún así, debes preguntarte: ¿el capital contratado sería suficiente para cubrir todos los gastos de mi casa en caso de fallecimiento o incapacidad? Si la respuesta a esta pregunta no es un sí rotundo, ven a vernos a López Soler.

Tengo una enfermedad crónica: ninguna compañía querrá asegurarme

Las aseguradoras estudiarán tu caso en concreto, y puede que te incluyan en una póliza o bien te aplique una sobreprima, exclusión o limitación de garantías. Pero no dejarte sin tu seguro de vida.

Es un producto complejo, no lo entiendo, y difícil de contratar

Para UNESPA es un producto claro: se suscribe una póliza y se fija quiénes serán los beneficiarios en caso de fallecimiento.

En cuanto a la dificultad para contratarlo… Solo tienes que venir a López Soler, y te asesoraremos, te ofreceremos varias alternativas y te ayudaremos a elegir el que más se adapta a tus necesidades. Incluso te dejaremos clara la letra pequeña.

El seguro de vida incluye servicios complementarios

Además del fallecimiento e incapacidad que ya hemos mencionado, los seguros de vida ofrecen otros servicios, como son una segunda opinión médica, un test de hábitos saludables, adelanto de los gastos de sepelio, asesoría legal, asesoramiento nutricional…

Y tú ¿ya tienes tu seguro de vida?