Temporal, pero menor que en 2014

A pesar de que se registraron olas con alturas superiores a los 10 metros, no hay que lamentar daños significativos como los que se produjeron hace algo más de un año.

temporal 2015

Foto El Comercio

Las consecuencias de este último temporal se traducen en que el Puerto de Tarna permanece cerrado y en otros 7 hay que poner cadenas para poder circular.

La alerta por fenómenos costeros se reduce hoy, miércoles 25 de febrero de roja a naranja, por lo que parece que el gran temporal que se venía anunciando pasará de largo por Asturias, sin tener que lamentar sus consecuencias.

Y es que según aseguran los expertos, las grandes olas no vinieron acompañadas de mareas vivas, la combinación que supuso grandes daños en la región el año pasado.

Las boyas registraron una ola de 10,24 metros en Avilés a las 12 del mediodía, y de 9,84 metros en el Cabo Peñas, provocando daños en el faro Viavélez.

Aunque al final la virulencia de las olas no fue tan importante como se había avisado, la flota pesquera permaneció amarrada en los puertos de Avilés, Cudillero, Luanco o Tapia de Casariego.

En Luarca fue donde más se sintió el temporal a causa de un argayo que se desplomó a las puertas de una casa. Por suerte, no hay que lamentar daños personales.