La bicicleta se pone seria y crea empleo y negocio

Las 3.000 tiendas de bicicletas que hay en España hablan por sí solas de la pujanza de un sector que hace ya mucho tiempo que dejó de fabricar vehículos de dos ruedas únicamente para uso recreativo de un público eminentemente infantil. A la bicicleta hay que tomársela en serio como medio de transporte alternativo y al alza y también como generadora de negocio a su alrededor. Sobre todo, desde que ha conquistado la ciudad.

Según la Asociación de Marcas y Bicicletas de España, AMBE, sólo las 3.000 tiendas de 'bicis' que hay, aproximadamente, en el país dan trabajo a unas 14.000 personas. El sector de la bicicleta, sin embargo, según el informe Cicling Works, jobs and job creation in the cycling economy, elaborado por la consultora Transport and Mobility Leuve, estaría empleando a unas 22.600 personas en la actualidad, con una previsión de que asciendan a 36.600 en cuestión de cinco años. 

Pero alrededor del mundo de los pedales el nicho de negocio que se ha abierto es mucho mayor y, lo mejor de todo, es que queda mucho camino por recorrer al calor del cada vez mayor apoyo al uso de la bicicleta por parte de las administraciones públicas y el crecimiento de las infraestructuras que permiten circular en bicicleta por los grandes núcleos urbanos con mayor seguridad y comodidad.

El efecto contagio también es un factor a tener en cuenta para explicar el 'boom' de ciclistas habituales que se está produciendo en España, algo que iría más allá de una simple moda: mientras más visible es la presencia de estos vehículos en las calles, más conversos suma. Un 'boom' de usuarios genera automáticamente demanda y ahí es donde emprendedores perspicaces permanecen atentos para ofrecer respuestas a necesidades hasta hace poco inexistentes.

Desde talleres de reparación y empresas de alquiler de bicicletas a tiendas de venta de todo tipo de complementos y 'gadgets', artesanos y diseñadores de máquinas -cada vez más ligeras, aerodinámicas y preciosistas-. Los negocios relacionados con el mundo de la bicicleta están proliferando como setas. Incluso, existe un evento -Bicity- dedicado a promover nuevas ideas de negocio relacionadas con este vehículo.

Entre estos nuevos negocios, llama la atención, por ejemplo, la Escuela de Mecánica de Bicicletas(EMEB) de Barcelona, el primer centro dedicado en exclusiva a formar a futuros mecánicos de bicicletas.

Vidiella, periodista especializado en ciclismo, cree que las oportunidades de negocio relacionados con el sector que están por venir se darán más de mezclar sectores de la vida cotidiana con la bicicleta -cosa que ya se está viendo con la aparición, por ejemplo, de empresas de moda para ciclistas y de cafés temáticos- que con más aperturas de tiendas específicas y talleres de bicicletas, de los que puede haber ya "una burbuja".

elEconomista.es