La huelga en el transporte complicará la jornada

  • Los paros obligarán a cancelar 302 trenes de alta velocidad y larga y media distancia
  • También hay movilizaciones convocadas en los metros de Madrid y Barcelona

 

Esta medianoche ha comenzado la segunda jornada de huelga en el ferrocarril, tras la llevada a cabo el pasado 3 de agosto. El Ministerio de Fomento ha decretado servicios mínimos del 73% en los trenes de alta velocidad y larga distancia; del 65% en los servicios interurbanos y del 50% en cercanías, aunque este porcentaje se eleva al 75% en las horas punta en Madrid. En mercancías, los servicios mínimos cubrirán el 20%. Se cancelarán 302 trenes de alta velocidad y larga y media distancia. En Adif, el porcentaje del personal de servicios mínimos para garantizar la atención e información al cliente representa un 18,35% del total de la plantilla. En cuanto a Feve, los servicios mínimos decretados son del 27,15% de media en trenes de viajeros, y del 24% en mercancías.

Todos los sindicatos con representación en el sector (CC OO, UGT, Semaf, CGT, Sindicato Ferroviario y Sindicato de Circulación) han convocado este paro de 24 horas en Renfe, Adif y Feve en protesta por la liberalización del transporte de viajeros y la segregación de Renfe en cuatro compañías.

Fomento pretende con la apertura a otros operadores que se incremente la competencia, tanto en calidad del servicio como en precio. Sin embargo, los sindicatos consideran que se ponen en peligro miles de puestos de trabajo y que la segregación de Renfe supone una privatización encubierta. En el sector ferroviario público español trabajan 28.929 empleados: 13.848 en Renfe, 13.224 en Adif y 1.857 en Feve.
El Gobierno aprobó en julio la división de RENFE-Operadora en cuatro sociedades (viajeros, mercancías, talleres y arrendamiento de activos ferroviarios). Sobre este punto, la Comisión Nacional de Competencia considera que deberían ser sociedades totalmente independientes y tendría que desaparecer Renfe Operadora como matriz.
Además, el Consejo de Ministros aprobó la desaparición de la compañía Feve, que pasa a integrarse en Renfe y en Adif. Y adelantó a julio de 2013 la liberalización del transporte de viajeros por ferrocarril.
Metro de Madrid
En Madrid y Barcelona se complicará aún más la jornada por los paros en el metro. Los empleados del Metro madrileño llevarán a cabo dos paros parciales, cuatro horas por la mañana y otras cuatro por la tarde. El motivo de la convocatoria realizada por UGT y CC OO es la "vulneración" de la negociación colectiva, la rebaja salarial y la "desmesurada" subida de las tarifas de suburbano.
La Delegación del Gobierno en Madrid ha organizado un dispositivo de seguridad y movilidad que será activado "horas antes para evitar sabotajes y garantizar el acceso de los trabajadores a sus puestos". El objetivo es "garantizar el ejercicio del derecho huelga, el cumplimiento de los servicios mínimos establecidos legalmente, y también el derecho de los trabajadores que libremente opten por asistir a sus puestos de trabajo".
Los servicios mínimos fijados para el Metro madrileño serán del 46% entre las 6.00 y las 10.00 horas y del 34% entre las 17.00 y las 21.00 horas.
Metro y autobuses de Barcelona
En Barcelona también habrá paros en el metro que se unirán a los convocados por autobuses de Barcelona y Ferrocarrils de la Generalitat de Cataluña (FGC). Ante esta situación, la Generalitat ha decretado unos servicios mínimos más amplios de lo habitual, del 50% para FGC, metro y bus en horas punta (de 6.30 a 9.30 horas y de 16.00 a 20.00 horas), y del 20% el resto del día.
Los sindicatos convocantes para el transporte catalán protestan contra el decreto 20/2012 que elimina la paga de Navidad para los empleados del sector público, lo que ha dejado sin margen a la Generalitat para negociar y evitar el paro, ya que la causa depende del Gobierno central, ha señalado el Govern.

Fuente: El Comercio Digital