Un 70% de las organizaciones ofrece el seguro de Salud como beneficio a sus empleados

Los beneficios en forma de seguros y planes de jubilación que las empresas ofrecen a sus empleados se han mantenido “estables” este año, destacando únicamente el crecimiento que experimentan los seguros de Salud, según desvela el ‘Estudio General de  Compensación Total 2012’ que Mercer presentó ayer.  

El informe revela que la cobertura aseguradora que más ofrecen las empresas a sus empleados, son los seguros de Vida y las coberturas en caso de accidente, que se presentan en un 80% de las organizaciones que han participado en el estudio. En el primero de los casos, el porcentaje baja desde el 83% de 2011, mientras no hay cambios en los seguros de Accidentes.

Por su lado, crece en cuatro puntos, desde el 66% de 2011 hasta el 70% de este año, el porcentaje de organizaciones españolas que ofrece seguros de Salud. El crecimiento es más significativo en comparación a 2008, cuando dicho ratio estaba en el 55%. “El seguro de Salud ha tenido un extraordinario crecimiento en los últimos años, explicado en parte por el bajo coste para la compañía, que cobra importancia en estos tiempos de crisis, y el alto valor que representa para el empleado”, explica Rafael Barrilero, socio de Mercer.

En cuanto a los planes de jubilación, han aumentado ligeramente, en un punto, hasta el 59%.

LOS SUELDOS SUBIRÁN UN 2% EN 2013

En el estudio de la consultora se analizan las prácticas y políticas retributivas de más de 300 compañías, conteniendo la información retributiva concreta de 400 puestos según su función y responsabilidades. En él se adelanta que la subida salarial media de los españoles esperada para 2013 será ligeramente más baja a la registrada este año, con un incremento medio del 2%, dos décimas menos que el porcentaje registrado en 2012, que fue del 2,2%.

“El comportamiento de los incrementos salariales se ha venido desligando de la inflación en los tres últimos años, de modo que se aprecia una mayor vinculación entre incremento salarial y productividad o resultado de la compañía. Esto ha dado lugar una pérdida de capacidad adquisitiva en los últimos tres años. Ahora bien, si cogiéramos el conjunto de los últimos cinco años, el incremento salarial se mantendría por encima de la inflación”, detalla Barrilero. El incremento salarial en 2012 en España ha sido de los más bajos de Europa. Tan solo Portugal (0,7%), Grecia (2%), Irlanda (2%) y Suiza (2%) tuvieron subidas inferiores.

AUMENTO DE LOS INCENTIVOS A LARGO PLAZO

En el estudio se observa en este último año un ligero aumento en los beneficiarios de la retribución variable a corto plazo y un aumento considerable de los incentivos a largo plazo. “Esto puede explicarse por la voluntad de las empresas de retener en el medio plazo a sus posiciones medias / altas, con el compromiso de retribuirles cuando la situación económica mejore y se consigan los resultados. En concreto, los incentivos a corto plazo suben del 94% en 2011 al 96% en 2012. Ha aumentado de forma considerable el número de compañías que ofrece incentivos a largo plazo, pasando del 43% en 2011 al 45% en 2012”, apunta Barrilero, que destaca que “la retribución variable se establece con carácter generalizado en las compañías, ligándose a criterios de productividad y obtención de resultados”.

El estudio de Mercer refleja también que el 30% de las empresas españolas tiene un plan de retribución flexible, mientras que en 2006 sólo el 12% de las compañías tenía una política de este tipo. “Las empresas entienden la retribución flexible como una fórmula de incrementar la capacidad neta de los salarios en momentos de dificultad para realizar incrementos salariales. Cada vez más, las compañías entienden la retribución flexible como fórmula para adaptarse a las expectativas en la compensación de los empleados, generando nuevas formas de fidelización”, añade.

PORCENTAJE DE ROTACIÓN Y ABSENTISMO LABORAL

El informe muestra que la situación económica ha influido notablemente en los índices de rotación y absentismo de las empresas españolas. En solo tres años, el porcentaje de rotación ha pasado del 8% en 2008 al 1% en 2011 y repuntando al 2% en 2012; el porcentaje de absentismo, se ha reducido del 5% en 2008 al 3% en 2012.

 

Fuente: inese.es